• Mtro. Gustavo Aguilera

MADUREZ, CLAVE DE ÉXITO


El éxito en la vida no viene solo de una buena preparación profesional, sino de la combinación de preparación y madurez. Si falta la madurez, todo lo demás puede quedar anulado. ¿De qué sirve tener muchas cualidades y diplomados si se tiende al mínimo esfuerzo, al poco compromiso, a la poca persistencia las dificultades, a la falta de metas a mediano y largo plazo, a la falta de objetivos precisos en la vida? Ninguna empresa quiere alguien así. La madurez no viene con la edad, se adquiere con voluntad y responsabilidad. Estos son algunos consejos que nos ayudarán a crecer en madurez:

1. Tener compromisos a largo plazo: La mentalidad infantil requiere recompensas inmediatas. Una mentalidad adulta y madura sabe invertir esfuerzo para lograr objetivos a mediano y largo plazo. Nos ejercitará ahorrar dinero, estudiar una especialidad, un idioma que dará su fruto a largo plazo.

2. Aceptar críticas: Tener capacidad de recibir retroalimentación sin perder de vista lo valiosos que somos es elemental para la superación personal. Si alguien no nos hace ver nuestras áreas de oportunidad, es muy poco probable que nosotros mismos las descubramos, porque nuestra psicología nos hace esconderlas.

3. Practicar la humildad: No significa pensar menos en nosotros mismos, sino aceptar que no somos perfectos y que no sabemos todo, y que otros pueden ayudarnos a crecer.

4. Tomar decisiones basadas en la razón y el carácter: Y menos en las emociones y sentimientos. Pensar antes de actuar. Para ejercitarlo: ir de compras, no al impulso del momento, sino con una lista hecha a partir de necesidades reales; o no renunciar a un compromiso simplemente porque se nos quitaron las ganas. O no responder un correo cuando estamos enojados, al calor de la pasión; dejar pasar un tiempo y pensar dos o tres veces lo que debemos responder.

5. Control de impulsos: No perder los estribos. Mantener el control en cualquier situación. Nos puede ayudar manejar el automóvil sin alterarnos, aunque nos hagan un “cerrón”.

6. Cumplir pequeños compromisos: Si les prometemos a los hijos llegar temprano y jugar con ellos, hacerlo, llueva, truene o relampaguee. Si me propuse leer un capítulo de un libro antes de ver Netflix, hacerlo siempre.

La madurez da estabilidad emocional, profesional, matrimonial. Es el estado en que la persona es dueña de sí misma y su destino, lejos del vaivén de los caprichos y circunstancias de la vida.

(Para profundizar en el tema, sugiero leer “Educando a la generación zombi” de Jesús Amaya, editorial Trillas)

  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Icono negro LinkedIn