IDEOLOGÍA DE GÉNERO - segunda parte

ENTREVISTA AL MTRO. GUSTAVO AGUILERA DE PARTE DE LA COMISIÓN DE PASTORAL DE PATERNIDAD RESPONSABLE Y VIDA DE LA ARQUIDIÓCESIS DE MONTERREY

11 de agosto 2020


Nota preliminar: Estoy en contra de todo insulto, agresión, violencia, bullying, desprecio, atentado contra cualquier persona a causa de su sexo o el género que pretenda ser.


¿Cómo es el feminismo de tercera generación?

El primer feminismo buscaba subsanar la injusticia del acceso de las mujeres a la educación superior y al voto. El segundo feminismo luchó por liberación sexual (métodos de contracepción y el aborto) y el rechazo a un sistema patriarcal opresor.

El tercer feminismo rechazó la propia identidad femenina y quiso eliminar toda diferencia social, psicológica o biológica entre hombres y mujeres. Derivó esto en la teoría Queer divulgada por Judith Butler.

Este feminismo de tercera generación (al igual que el segundo) viene impulsado por el marxismo revolucionario, la lucha de clases que aplica ahora a lucha de sexos. Por esto ahora gritan “muerte al macho” (Cf. España y Argentina) y ahora todo hombre es un enemigo, “un violador en tu camino”.

Para las jovencitas que organizan las marchas feministas está muy claro que “no hay feminismo de derecha”, como escriben en sus pancartas, y que su objetivo principal es la liberación sexual y portar el pañuelo verde para pedir “aborto legal ya”.

Muchas jovencitas bien intencionadas se suman a estos movimientos feministas buscando acabar con la violencia contra las mujeres, pero terminan al servicio de una agenda ideológica extrema de aborto y abolición de diferencias sexuales.

Las feministas de tercera generación, en su núcleo, son jovencitas de izquierda, muchas de ellas lesbianas, promotoras de todo lo que sea ideología de género. Son las que vemos pintar “la iglesia que más ilumina es la que arde” (Chile, Argentina, España) y “saquen sus rosarios de mis ovarios” (Mexico, España, Argentina, Chile…).

Una evidencia de la conexión íntima de feminismo, aborto y diversidad sexual (la trenza nociva de la ideología de género) la pueden encontrar visitando la página de Planned Parenthood, en su apartado “género e identidad de género”. https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/orientacion-sexual-y-genero/genero-e-identidad-de-genero/que-son-los-estereotipos-de-rol-de-genero



¿Cuáles son las justas demandas y cuáles demandas son agenda ideológica?

El hecho de que existen justas demandas es lo que confunde a muchas personas de buena voluntad y las hace sumarse periféricamente a estos reclamos, y terminan siendo usadas para lograr una agenda ideológica, política-legal, que tiene poco o nulo interés en solucionar las verdaderas necesidades de mujeres y personas con problemática de identidad sexual.

Algunas justas demandas que atraen personas a sumarse a estos movimientos feministas, pro aborto y pro diversidad sexual son:

· Violencia contra la mujer, sea dentro o fuera de casa, cuyos extremos son la violación y el asesinato.

· Abandono de la mujer embarazada de parte del hombre que la embaraza.

· Pobreza y desamparo de muchas mujeres viudas, abandonadas o madres solas.

· Obstáculos para tener el mismo acceso a estudios, puestos directivos en empresas, puestos políticos. La buena noticia es que esta brecha va disminuyendo año con año. Pensemos en los Congresos Estatales, donde la paridad de género es 50-50 en la mayoría.

· Violencia física, insultos contra personas que se sienten LGBTI. A esto sumemos la realidad de una violencia e incomprensión histórica contra personas LGBTI.

· Abandono real de las personas con VIH, sobre todo LGBTI que no cuentan con familia que los apoye y atienda

· Niños con disforia de género, incomprendidos, víctimas de bullying.

Más allá de los justos reclamos, encontramos una agenda que pretende lograr objetivos ideológicos, sin sustento en el derecho natural:

· Aborto como solución a todos los problemas de la mujer

· Desprecio de la maternidad

· Desprecio del matrimonio, que sería un factor opresivo de la mujer

· Eliminar toda diferencia entre mujer–hombre, incluso biológica. Denigrando los únicos dos sexo-géneros de la raza humana etiquetándolos de estereotipos impuestos.

· Destruir identidad sexual… Por eso piden que a los bebés no se les ponga en las actas de nacimiento que son niños o niñas, hasta que ellos elijan. Proponen escribir “género indefinido”.

· Sororidad lésbica, para grupos radicales, el mundo de la mujer sería perfecto sin hombres (¿y la continuación de la especie?)

· Se pretende la normalización de la AMS, Disforia de género, partiendo del claustro de psiquiatras y psicólogos que trataban como trastornos de la sexualidad. Ahora se quiere normalizar esto partiendo de los niños más pequeños en las escuelas.

· Derecho al matrimonio por parte de parejas del mismo sexo. Se promueven legislaciones que prohíban decir que el matrimonio es unión entre hombre y mujer.

· Derecho a adoptar niños por parte de parejas del mismo sexo. Esto iría en contra del derecho del niño a tener un papá y una mamá, una figura real materna y figura real paterna. La adopción no es un capricho, sino un derecho del niño.

· Usar lo baños según lo que te creas (en los baños se hacen necesidades fisiológicas, no ideológicas, se va según la fisiología, no la ideología)

· Derecho a tratamientos quirúrgicos y químicos gratuitos, tan peligrosos como costosos, irreversibles. Más peligrosos cuando esta ideología pretende aplicarlos incluso a menores de edad que todavía no cuentan con todos los elementos para hacer una decisión tan radical. Ven en estos tratamientos la única alternativa para niños con disforia de género.

· Eliminar la edad de consentimiento sexual, para dar paso a la pedofilia, una “parafilia” más para esta ideología. Está en curso una campaña emocional para percibir a las personas que se sientan atraídas sexualmente hacia menores (MAP: Minor Attracted Person) como inocentes, pobres personas que son juzgadas duramente por la sociedad e incomprendidas. La ideología de género desemboca lógicamente en la pedofilia. Hay intentos de legalizarla (Cf. Canadá, EE.UU. y otros). El partido Verde Ecologista de Alemania tiene en su agenda la legalización de la pedofilia. En Holanda hay ong’s dedicadas a lograr este objetivo. Ver también la (NAMBLA: National Man Boy Love Association) en Estados Unidos.

· Prohibición del tratamiento profesional. A las personas que padezcan Atracción al Mismo Sexo no deseado se les negará el derecho a ser atendidos por psicólogos. Se aplican multas grandísimas (Cf. España, Alemania, México, algunos estados de EE.UU.)

· Faltas a la moral pública: exhibicionismo como derecho. Nadie dice nada del abuso que se comete contra menores al usarlos en las marchas del orgullo gay, o al exhibirse delante de ellos en tanga o desnudos (Cf. Marcha del orgullo de Valencia, España, 2020). Debería ser ilegal también, por tema y contenido, la marcha del orgullo que se realizan en los parques de Disney en Norteamérica y Europa.

¿Cuál es el error de fondo antropológico?

Separar las dimensiones del ser humano que naturalmente van ligadas, en estrecha dependencia una de la otra.

Dimensiones de la persona:

· Biológica

· Psicológica

· Social

· Romántica

· Sexual

· Ética

El ser humano está constituido naturalmente para que su sexo cromosómico determine su fisiología y anatomía. Y que si nace hombre (cada una de sus células con el cromosoma XY en el par 23) se desarrolle psicológicamente, identificándose y reconociéndose como hombre y que su comportamiento externo en sociedad sea con un tono de voz de hombre, maneras de hombre, ropa de hombre, y como hombre sea atraído por la mujer y que por vocación natural quiera formar una familia basada en una relación de amor y duradera con una mujer en matrimonio. No se trata de una construcción social, sino de un desarrollo humano sexual a partir de su esencia biológica.

La ideología de género separa y diferencia tajantemente sex (relacionado con lo biológico) y gender (relacionado con lo psicológico y social), dándole prioridad al segundo sobre el primero, rompiendo así la unidad de la persona.

La ideología de género presenta su modelo de persona LGBTI con una galletita de jengibre, donde las dimensiones van por su lado y tienen toda una gama de posibilidades de grados y mezclas entre sí. Sin embargo, la galleta de jengibre no es la mejor comparación, porque tiene sus elementos fijos, ya mezclados y endurecidos en el horno: harina, huevo, jengibre, azúcar, etc. A la ideología de género le vendría mejor comparar su invento de persona con un cubo rubik, donde todas sus partes pueden moverse a voluntad para cualquier dirección. Las dimensiones se definen para entenderlas, pero en realidad forman un conjunto, una unidad en la persona.

Estas dimensiones no se deben independizar unas de otras; si por problemas en el desarrollo psicológico de la infancia se desarticulan, generan la problemática de la confusión de género.

(Continúa en IDEOLOGÍA DE GÉNERO – tercera parte)