21 MIL NIÑOS DESAPARECEN EN MÉXICO

Dr. Gustavo Aguilera Jiménez


En México contamos con 25 millones de niños de 0 a 11 años. Los niños representan lo mejor que hay en el mundo. Son motivo de amor y de esperanza. Los niños son inquietos, pero tiernos, son diáfanos y siempre curiosos. Son nobles con los nobles, humildes con los humildes, generosos siempre. Son fuertes y a la vez frágiles por su inocencia. En México todavía se tiene a los niños como un gran tesoro.

Sin embargo, graves peligros asechan a la niñez. Hoy día, poco se habla de la trata de menores de edad. Es todavía tema tabú, quizá por lo doloroso, esperemos que no sea porque la gente poderosa esté silenciando a los medios.

La ONU reporta que, en los últimos 15 años, el número de niños explotados con fines sexuales se ha triplicado. Se calcula en 15 millones los niños víctima de trata. La ONU y el Departamento de Seguridad de Estados Unidos ubican a México en el primer lugar mundial de producción y difusión de pornografía infantil.

En México, 21 mil niños desaparecen cada año, la gran mayoría sustraídos para alimentar estos negocios infames de prostitución infantil. Se sabe que algunos niños/as esclavos sexuales son violados hasta 15 veces al día (cf. cuartos oscuros). Son robados, ultrajados, esclavizados y descartados (cuando sus facciones de pubertad afloran y ya no son “atractivos” para los adultos depravados).

Es algo sabido por los especialistas que el principal flujo de pedófilos y pederastas viene a México desde los Estados Unidos. Se sabe que es muy difícil detectar estos abusos, que en ocasiones se comete en hoteles de lujo, donde no se pide ningún documento que acredite la paternidad y relación familiar con los menores con quienes se hospedan. Los hacen pasar por nietos, sobrinos, hijos. El mismo paso casi libre con menores se da en líneas de autobuses. Algunas aerolíneas tienen políticas de verificación, pero la realidad es que, las prisas del abordaje, hacen que, la mayoría de las veces, no se revisen en conciencia estos documentos.

Aplaudo que haya ciertos pasos, todavía tímidos, hacia la protección real de la niñez, como el colocar en los pasaportes de los menores la foto de los padres. Pero, ¿cuántos padres en México pueden sacar pasaporte?

Pronto llegará a nuestro país la película “Sonido de libertad”, que está basada en la vida real de Tomthy Ballard, ex agente del Departamento de seguridad de Estados Unidos, quien se dedicó a rescatar miles de niños de la trata.

Feliz día del niño, porque la niñez es lo mejor que tenemos. Y estoy seguro de que pronto esos infelices depravados que marchitan infancias tendrán su merecido.


*¿Quieres sumarte a la lucha contra la trata infantil? Visita https://movimientovivamexico.org/nuestro-movimiento/